"La noche de los cristales rotos"

Una performance en contra del olvido y una danza para la vida.
 
Danza y actuación que revive y muestra al público el 8 de noviembre de 1938. Aquella noche en la que por poco se presencia el final de todo lo que se entiende con la palabra civilización.
 
Fiebre de poder y violencia estrepitosa contra la fragilidad y la vida, esta danza llega a todos los sentidos. Durante la actuación lo que sucedió se ve, se escucha, huele y se siente como en aquel momento: Vidrios son partidos en mil pedazos, el humo se siente en los ojos y la nariz, los vidrios crujen en el suelo, los tambores retumban el ritmo del odio.
 
"El origen de donde salió es aún fértil..." El dicho de Bertold Brecht sigue siendo actual.
 
No solo en la Alemania de antes y de hoy, sino en todo el mundo. Una y otra vez.
 
Lo que una vez se intentó destruir: la compasión, la justicia, la humanidad, la amistad, el valor civil ... Todos estos valores humanos son todavía pisoteados en muchos países, con el pretexto de defender a la nación, la religión o al bienestar de los "otros".
 
La actuación se la puede realizar exclusivamente en espacios al aire libre como en plazas centrales de ciudades.
 
Las fotos y el video de la performance fueron hechas en una actuación en noviembre de 2009 durante un festival de teatro internacional en Medellín, Colombia.
En los vidrios están escritos valores humanos (en este caso en español): compasión, amistad, justicia, humanidad, valor civil, tolerancia, democracia, cultura, ternura, alegría, amor y libertad.
Al final de la actuación cada uno de los espectadores recibe un pedazo de vidrio como "presente" en el que está escrito "¡nunca más!"
 
Los comentarios espontáneos de los espectadores del público al final de la actuación en Medellín están subtitulados.
 
Es por eso la selección de los países nombrados "Nunca mas en Colombia, nunca mas en Chile.... Nunca más, en ningún lado del mundo"

Video de "Kristallnacht"